No menu items!
31.8 C
Santiago
sábado, noviembre 26, 2022

La Lista Del Pueblo, Colapso Sistémico, Q.E.P.D.

Por: Carlos A. González Carrasco

Chile un país corrupto, decadente, degradado y destruido por las elites

Históricamente por más de dos siglos, las elites masónicas independentistas y republicanas, practican el rentismo eurocéntrico de las constelaciones de poder entre los principales grupos y familias que dominan y controlan el estado-nación chileno.  Un poder territorial-económico de las oligarquías que durante 1860-1883 ocupan y anexan los territorios de la Araucanía. El neocolonialismo republicano eurocéntrico impuso un concepto monolítico estereotipado dentro del estado-nación excluyendo a los pueblos originarios y al pueblo mestizo.

Ellos son los responsables del colapso de su propia farsa y estafa de las llamadas “democracias representativas”.  Estas son las élites económicas y financieras, los partidos políticos y políticos profesionales que históricamente han abusado y quienes practican la impunidad permanente dentro de un sistema exclusivo que los protege, un sistema corrupto que favorece a las élites gobernantes tanto de derecha como de izquierda. 

Todos ellos son parte de una constelación de interés políticos, familiares, sociales, religiosos, económicos, financieros, militares, legales, policiales, educacionales que participan directamente en la administración del poder, posicionado a sus jueces, a sus fiscales, a sus notarios, a sus miembros del cartel, como los ejecutores de prácticas corruptas y corrosivas. Todos se han deslegitimados, desacreditados, ellos mismo han matado su propia “vaca sagrada del sistema republicano neoliberal”, que les fue útil para proteger sus privilegios por más de dos siglos. Pero ya tienen en su reemplazo su nuevo proyecto “el post-capitalismo digital hibrido, el capitalismo verde y la kryptopolítica”

Son los partidos políticos y los políticos profesionales corruptos, putrefactos, corrosivos, de una avaricia ilimitada, quienes en la vorágine de la deshumanización del siglo XIX-XXI, han perdido valores humanos esenciales, como lo son la ética, la moral y la espiritualidad, cualidades imprescindibles para el desarrollo de una coexistencia humana de calidad y de respeto mutuo. 

Estos sectores, no quieren perder el poder, ni sus privilegios y lo apuestan todo por mantener en perpetuidad su modelo económico y financiero fanático y reduccionista, de sus formatos de política representativa a perpetuidad y de negocios corporativos basados en una constelación de intereses corruptos y abusivos. 

Las demandas y las aspiraciones del estallido social

El estallido social, representa el colapso sistémico, de un país degradado, decadente, destruido sistemática e impunemente; moral, ética, espiritual, psicológica, ecológica, económica, social, política e institucionalmente. Sistema que glorifica el individualismo, el culto de la monetización y mercantilización de nuestras vidas.

El estallido social crea las condiciones en amplios sectores en la sociedad chilena la energía de lo posible.  Crea el nuevo imaginario de que es posible crear una nueva vida, crear una mejor sociedad, un mejor país.  Las demandas y aspiraciones más genuinas, entre ellas, que es posible detener la constelación de la corruptocracia, la impunidad descarada, las vergonzosas  injusticias, la posibilidad de erradicar los niveles abismales e inaceptables de desigualdades, de pobreza, de asegurar mejores pensiones para los ancianos, llevar ante la justicia a los líderes políticos y financieros corruptos y criminales; que es posible tener una educación y una salud de calidad gratuita para todos, que es posible respetar a todos los seres humanos independientemente de su edad, género, raza, preferencias sexuales, creencias espirituales, religiosas o de fe.

El estallido social genera la posibilidad de una nueva cosmovisión, de la construcción de un estado plurinacional, con derechos de la madre naturaleza, de la economía del buen vivir, paritario, de equidad, descentralizado y redistributivo. Amplios sectores encuentran las llaves de los candados de la esclavitud y de la opresión y comienzan su propia transformación socioculturales, a reprogramarse, aspirando a vivir sin odio y sin miedo, reconectándose para vivir juntos en la empatía, la solidaridad y la colaboración humana, y por sobre todo el ejercer nuestro derecho a vivir en paz. 

Los candados del trauma, dolor y sufrimiento de la protesta, pero sin transformaciones personales, ni programáticas

La perspectiva de post-estallido era y es ir más allá de los traumas, del dolor, del sufrimiento, de la humillación, de la violencia y la barbarie que las élites históricamente han perpetrado y ejercido impunemente sobre amplios sectores de la población, para que sean esclavos sirvientes, obedientes, pasivos e ignorantes.

El gran desafío era, es, y debe de ser profundamente transformador. Los sectores que estuvieron en la “primera línea” y quienes fueron el objetivo principal de la “guerra contra un enemigo poderoso” declarada por Sebastián Piñera, habían ya históricamente acumulado ira, furia, resentimiento, revanchismo, sed de venganza, odio, la formula fatal del antagonismo, y de la confrontación contra un sistema local y global corrupto y violento, pero que sin un análisis multidimensional y sistémico, se ciega la visión de transformar toda esta humillación en una propuesta positiva, práctica, unitaria y viable.

El marco emocional, psicológico, político, sociocultural es el que predomina. Este sentir traumático, de dolor, de sufrimiento, de humillación, de las muertes de los y las caídas antes, durante y después del estallido, las condiciones los presos y prisioneros de guerra de las elites chilenas, es el que prevalece como la guía de acción para quienes asumen la dirección del movimiento, todo este dolor está muy fresco en sus memorias, reduciendo el espacio mental, focalizado en la protesta y en la posibilidad de cerrar cuentas y la oportunidad de destruir al opresor.

La Lista del Pueblo exitosamente logra en total de 27 constituyentes, con el fin de abrazar a vastos sectores de la sociedad chilena que emergen antes y después del estallido social que están por la refundación y transformación de la sociedad chilena.  Pero no logra el profundo nivel de conciencia transformadora para convertir la energía de la protesta en propuestas programáticas positivas, constructivas, que dieran esperanza, confianza y seguridad a las aspiraciones e intereses de amplios sectores de la sociedad. 

Debacle organizacional, político, y sociocultural

La descomposición de la LLDP es abismante, es una tragedia predecible dentro del contexto generalizado de la putrefacción de la sociedad chilena y global. Pero no es sorprendente que, las nuevas y emergentes propuestas, no hayan sido capaces de superar las prácticas patriarcales, corrosivas de la orgánica política, partidista e ideológicas del pasado.

Hackeada por el sistema mismo, sus dirigentes optan por la desconfianza, por excluir y no escuchar a otras personas con más experiencia, conocimientos y sabiduría, las cuales genuinamente simpatizaban con las demandas y aspiraciones provenientes del estallido social.

La energía del post-estallido comienza a disiparse, a diluirse, y esto se traduce en una rigidez y parálisis interna.  La Lista del Pueblo es incapaz de respetar sus propios acuerdos y procedimientos, etc., esto refleja el bajo nivel de preparación y experiencia de sus dirigentes de los procesos de toma de decisiones rápidas y prioritarias, por sobre todo la capacidad y experiencia en la gestión profesional de su crisis orgánica y política. 

Lo anterior refleja no solo la falta de experiencia política, peor aún, se niegan a reconocer que las llaves de los candados de la opresión, solo puede ser superado a través de la toma de conciencia, de conocer que las llaves de la esclavitud y ceguera mental las tienen las personas mismas y no el opresor.  Estas llaves son las que esconde el sistema, pero que nosotros junto a otros debemos encontrar para abrir los candados de nuestra propia transformación, para reprogramarnos, para recuperar nuestra propia dignidad, conocer que las llaves las tiene uno mismo y que debemos de usarlas para abrir los candados de nuestra propia liberación humana, emocional y espiritual y de llegar al punto irreversible de decir BASTA, YO NO VOY A SEGUIR SIENDO UNA VICTIMA MAS DEL SISTEMA OPRESOR.

De poco a poco varios constituyentes elegidos bajo la plataforma renuncian aludiendo a prácticas patriarcales, de egotismo machista, intolerancia, desorganización, de que la organización no está preparada para lanzarse a la conquista de la presidencia, como tampoco al congreso, además de luchas y pugnas de poder tanto organizacionales, como políticas e ideológicas. Se producen expulsiones internas de quienes habían propuesto a Cristian Cuevas como candidato presidencial, peor aún Centros de Estudios, Think Thanks y cientos de intelectuales que genuinamente apoyaron al proyecto refundador y transformador son acusados de funcionar desde tras de sus escritorios y de que solo las vanguardias puristas son los únicos que pueden decidir sobre el futuro organizacional y político de la LDP. Predominan las formas tradicionales de una organización de protesta, pero esta vez, es un caos con consecuencias mortales, llegando la Lista del Pueblo a firmar su propio certificado de defunción.

Diego Ancalao: Auto envenenamiento de La Lista Del Pueblo

Diego Anclao tiene un pasado políticamente cuestionable y legalmente altamente trucho de fraude y más fraudes de falsificación de firmas. Su llegada al interior de la Lista del Pueblo fue parte de la pugna por el poder interno y de la ya anticipada descomposición de su organización y de sus inexistentes propuestas programáticas. 

El Comité Ayumuni (Comisión Política) nunca había considerado a Diego Ancalao quien no pasaba los estándares éticos. Ancalao nunca estuvo en el radar de la Comisión Política, la cual tiene un corto tiempo para hacer propuestas de candidatas y candidatos y su última carta presidencial fue la de Cristian Cuevas, pero nunca propusieron a Diego Ancalao.

Los principales fundadores Rafael Montecinos Ferrada y Mauricio Menéndez quien registra la marca de la Lista Del Pueblo, son parte del Klan Kiltro, y son quienes abren la ventana para que Diego Ancalao entre y aparezca por la puerta principal como el candidato presidencial de la Lista del Pueblo. 

La Lista Del Pueblo en el periodo post-estallido social ya estaba en un proceso de deterioro, su ciclo organizacional y impulso político-cultural inicial llegaba a un proceso de autodestrucción interno. Diego Ancalao se convierte en el veneno que finalmente envía a la Lista del Pueblo a la tumba de la historia.

A pesar de las querellas de SERVEL y de la misma Lista del Pueblo, y dada la historia corrupta de la justicia chilena, uno se pregunta si es que verdaderamente Diego Ancalao y quienes son responsables del fraude de las firmas falsas, ¿serán llevados a la justicia?

El Nuevo Orden: Poner al gato de siempre a cuidar la carne de la gran carnicería

La debacle y el caos de quienes se auto-adjudicaron representar al mundo de los independientes han generado nuevas condiciones tanto para quienes directamente se favorecen de esta desilusión tales como FA y la Concertación. Pero esta tragedia es también una oportunidad para quienes tienen proyectos profundamente refundacionales y transformadores que van más allá de la plataforma orgánica y política del post-estallido.   

La tendencia y la reacción inmediata al caos, a la disrupción y la confusión es recurrir a la narrativa “de la estabilidad y del orden”.  Es mejor el diablo conocido que uno nuevo por conocer.  En el nuevo llamado a la cordura y al nuevo orden nos dicen que es posible que las constelaciones que conforman el sistema putrefacto actual de las republiquetas liberales representativas pueden por si mismas auto reformarse con una nueva varita mágica, para una vez más llevar al país a un grado de orden, de estabilidad y de paz.

Hay quienes apelan a que los partidos políticos existentes tomen “conciencia” y lleven a cabo sus propias reformas, esta vez una más profunda con el fin de transparentar los procesos democráticos internos ya que los partidos políticos son piezas claves en la estructura de poder, como articuladores de acuerdos sociales; es decir los políticos profesionales una vez más pueden dictarse ellos mismo las reglas del juego sobre la rendición de cuentas, de gobernabilidad, de transparencia, de trazabilidad, de auditabilidad. Esta opción no es viable, ya que está deslegitimada, desacreditada, la ciudadanía no tiene la más mínima confianza en las estructuras e instituciones que prevalecen en el país.

Cambia el sistema, Cámbiate a ti mismo – Cámbiate a ti mismo, Cambia el sistema

El desafío del pueblo de Chile es inmensurable, los dueños de Chile contratan a brigadas de miles de trolls digitales que actúan escondidos detrás de su computadoras y teléfonos para cada día, cada semana, cada mes, lanzar campañas digitales masivas con el objetivo de desprestigiar, boicotear a los constituyentes independientes y transformadores, cuestionando su integridad. Los grupos comunicacionales de poder (apoyados por los grandes intereses financieros y económicos nacionales y globales) usan todos recursos y de sus medios en especial, la “data mining” para crear el caos, el miedo, la híper-confusión, donde nada es verdad y todo es falso y su objetivo es que fracase el proceso transformador.

Las demandas y aspiraciones del estallido siguen más vigentes que nunca, nuestro país necesita una profunda refundación y transformación sociocultural, nosotros somos responsable de nuestra propia transformación de la conciencia eco-humana.

“Ni el estado, ni el mercado y menos los partidos políticos son agentes transformadores de la conciencia humana”, estas estructuras están compuestos por personas, quienes son responsables de la debacle, de la decadencia, de la corrupción, putrefacción y destrucción del país.Nadie, ni menos las élites, de derecha ni de izquierda han estado jamás interesados en verdaderamente educar a nuestro pueblo para que tome conciencia de que somos los agentes de nuestra propia transformación, emancipación y empoderamiento.

El poder de la gente sólo puede ser construido por la misma gente, la cual se pueda defender por sí misma, con sus propios recursos, desde sus territorios” Por ningún motivo cedamos nuestro poder a expertos intermediarios políticos profesionales que cada cuatro años nos prometen el paraíso en la tierra. Nosotros somos las semillas de la nueva energía del despertar, del transformar, sin pedir permiso, con liderazgos circulares, rotativos y recíprocos, sin ideologías, somos la nueva energía transformadora del siglo XXI.

© Carlos A. González-Carrasco: Profesor Investigador Científico, nominado por el Consejo Nacional de Ciencias y Tecnologías del Gobierno de México en el Departamento de Salud de ECOSUR. Con más de 25 años de investigación científica; ha desarrollado, definido, conceptualizado y descrito la anatomía de la «Nueva Ciencia», «Sistema Sapien» y la «Conductividad Humana». 

Para descargar gratuitamente su libro “Todo es Posible, del Colapso Sistémico a Soluciones Sistémicas”, use este enlace, https://www.ecuanime.com/registration

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

PENTAmiento 1387

PENTAmiento 1386

PENTAmiento 1385

PENTAmiento 1384

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Mas articulos

Deja un comentario

- Publicidad -spot_img

Ultimos articulos

PENTAmiento 1387

PENTAmiento 1386

PENTAmiento 1385

PENTAmiento 1384

PENTAmiento 1383