No menu items!
23.1 C
Santiago
jueves, enero 27, 2022

Las astillas del debate


El último debate de los precandidatos presidenciales de la fórmula Apruebo Dignidad, Gabriel Boric y Daniel Jadue, concluyó con ventajas para el postulante del Frente Amplio (Boric), por lo que se pronostica un final estrecho en las primarias del próximo domingo.
Pese a los contratiempos que enfrentó Jadue, especialmente por sus polémicas con las periodistas Mónica Pérez y Mónica Rincón, todavía el candidato del partido Comunista lleva ventaja en las encuestas.
Una evaluación del debate de anoche concluye que Jadue perdió tiempo en las discusiones con las profesionales de canal 13 y Chilevisión, y sólo le significó costo, porque en las retinas de los telespectadores quedó la sensación de que no pudo controlar su temperamento.
Para los expertos en comunicación política, Boric tuvo una mejor presentación porque tenía menos que perder, y contra Jadue conspiró –entre otros temas- el respaldo que su partido dio, previo al debate, al gobierno de Cuba, en una jornada de protestas en la isla contra el régimen
“Boric se consolidó como un retador que fue creciendo en los foros y tiene un techo de crecimiento que puede ser alto, pero que dependerá del nivel de participación del domingo”, señaló el analista político de Plataforma Socialista, Ernesto Águila.
Lo cierto es que hay consenso en que siempre es un error polemizar con los periodistas y, a juicio de Águila, a Jadue “le faltó un poco de templanza y sangre fría para responder los emplazamientos y críticas a su programa”
Axel Callís, director en Tulnfluyes, comentó que “si el objetivo de Daniel Jadue era cerrar filas en su sector, le fue bien. Si era expandir el universo electoral, no le fue bien”
Según Callis, el postulante del PC “claramente no jugó al candidato que mira al centro porque se complicó nuevamente con el tema de las pymes, de la libertad de expresión y de la pasta base”.
A juicio de Mariana Ardiles, de la Red de Politólogas, el uso del sarcasmo es una arma de doble filo: “quizás a sus seguidores les parece que dejó callada a la periodista (Mónica Pérez), pero se ve como agresivo, desagradable ese sarcasmo, de decirle que para tener programa hay que ser candidato”.
A 24 horas del debate, los partidarios de Boric sacan cuentas alegres y recurren a un viejo refrán: “caballo pillado es caballo ganado”

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Mas articulos

Deja un comentario

- Publicidad -spot_img

Ultimos articulos