No menu items!
16.2 C
Santiago
jueves, octubre 6, 2022

¿Tregua o rendición?

El cambio de gabinete que el Presidente argentino, Alberto Fernández, anunció este viernes, significó una rendición ante las exigencias de su vicepresidente, Cristina Fernández de Kirchner, quien es la que verdaderamente detenta el poder, coincidieron hoy distintos análisis políticos.
Para reforzar este argumento, se recalca que Fernández entregó a dos de sus alfiles más importantes, el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, y su vocero y amigo personal, Juan Pablo Biondi.
La mirada más benevolente, en cambio, señala que el Presidente impuso su autoridad y aplicó los cambios que, a su juicio, son necesarios para encarar las elecciones parlamentarias de noviembre, donde estará en juego la renovación de Diputados y una parte del Senado.
En los últimos seis días, los argentinos presenciaron atónitos una “guerra política” entre sectores del gobierno luego de la abultada derrota que el oficialismo sufrió en las Paso (elecciones abiertas, simultáneas y obligatorias), en las que se eligieron las listas que participarán en los comicios legislativos.
El conflicto estalló cuando el sector que responde a la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, responsabilizó del mal resultado a la gestión “tibia” del Mandatario y de su equipo.
La vicepresidenta le pidió cambios urgentes a Fernández, 48 horas después de producido el desastre electoral, pero el Presidente le respondió que los haría a su manera y en el ejercicio de su autoridad.
Ante esa reticencia, Cristina movió sus fichas y forzó una crisis de gabinete cuando cinco ministros que responden a su corriente, pusieron sus cargos a disposición del Mandatario.
Al día siguiente, publicó una carta de 20 párrafos en que analiza las causas de la derrota en las urnas y demandó cambios en el equipo de ministros.
Luego del cambio anunciado este viernes, los ministros kirchneristas retuvieron sus carteras. No así hombres de la máxima confianza del Presidente, como Cafiero y Biondi.
Quienes analizan la crisis desde el otro punto de vista, destacan que el Jefe de Estado mantuvo en sus funciones al ministro de Economía, Martín Guzmán, quien era el blanco preferido de las críticas por no haber destinado más recursos fiscales para paliar los efectos de la pandemia del Covid 19.
Argentina afronta una dura situación económica, reflejada en una inflación del 50 %, pobreza de un 40 %, y salarios por debajo del índice de precios.
Junto con ratificar a Guzmán y al ministro de Economía y Desarrollo, Matías Kulfas, el Presidente Fernández anunciará el lunes un paquete de medidas en ayuda de los sectores económicamente más castigados.
Los recursos provendrán de la ejecución completa del déficit fiscal previsto para este año, que es del 4,5 %. Según los críticos de la gestión gubernamental, hasta ahora se ha ejecutado sólo el 2,1 % de ese porcentaje.

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Mas articulos

Deja un comentario

- Publicidad -spot_img

Ultimos articulos

PENTAmiento 1369

PENTAmiento 1368

PENTAmiento 1367

PENTAmiento 1365