No menu items!
11 C
Santiago
sábado, junio 25, 2022

La corruptocracia: sistémica y multidimensional

Por: © Carlos A. González-Carrasco

La corrupción en Chile ha sido extensamente expuesta en variadas publicaciones; CIPER (Joyitas: Los protagonistas de los mayores escándalos de corrupción en Chile), Daniel Matamala (Ganaron los Corruptos, Poderoso Caballero, Los Dueños De Chile), Sergio Jara Ramón (Piñera y los Leones de Sanhattan), Mauricio Daza (Expedientes Daza), Mirko Macari (Mentiras Verdaderas), Mauricio Weibel (Milicogate) Tania Tamayo Grez (El Negocio del Agua), Alberto Mayol (El Big Bang, Sociedad Rota – Política Inútil), Renato Garin (La Gran Colusión), entre otras publicaciones.

La CORRUPTOCRACIA es una cultura de impunidad, de abusos, violencia sistémica, multidimensional de degradación moral, ética y espiritual de los “intocables civiles y militares”. La corruptocracia cubre todas constelaciones de la sociedad chilena, detalladas en el «vortex» adjunto a este articulo.

Las próximas esferas de dichas constelaciones de la corruptocracia corresponden a los grupos económicos y financieros corrosivos, los fraudes al fisco, jueces vendidos, financiamiento ilegal de los partidos políticos, abusos sexuales de la iglesia, clientelismo, cohecho, influencia secretas del opus dei, de la masonería, todos sistémicamente entrelazados como parte de los cuoteos sistémicos, las cocinas políticas asquerosas, acuerdos de los poderosos a puerta cerradas, chantajes, maquinarias de financiamiento partidistas, telefonazos, protección y colusión judicial, trafico de influencias, intimidación a testigos, persecución a los delatores de la corrupción, vigilancia a jueces investigando casos de corrupción, amenazas de muerte a activistas de movimientos sociales, violación de los derechos humanos, muertes, violencia de los aparatos de inteligencia y represivos del estado creando miedo y caos para proteger sus privilegios e intereses.

Pandemia de la corrupción y de la violencia

Vivimos en la historia de la pandemia de adicción a la corruptocracia, de la degradación, la autodestrucción de un sistema caduco que pertenece exclusivamente a los políticos tradicionales que solo desean usar las instituciones para el beneficio partidario y personal. Sin distinción alguna las élites políticas, los partidos políticos, están todos de acuerdo en proteger, preservar y dar continuidad a un sistema perverso del poder corrupto que tanto los ha beneficiado.

Históricamente, las élites gobernantes chilenas y los partidos políticos han sido y siguen siendo totalmente adictos a la corrupción. Se puede decir que históricamente en Chile ha habido una pandemia devastadora, esta ha sido la pandemia de la corrupción y de la violencia. Los cuarenta y seis años de neocapitalismo fanático han sido la última gota en toda una historia acumulativa de más de doscientos años de abusos, impunidad, corrupción, engaño, derroche, fraude, violencia generalizada y sistémica, brutalidad, que el pueblo chileno ha aguantado por siglos.

Fue la protesta de millones de ciudadanos nunca vista en las calles de Chile del Oct-18, donde el pueblo chileno mostró y expresó su histórico resentimiento, enfado, rabia y furia contra la ostentación y avaricia grotesca, contra el abuso, la impunidad y la corrupción de los políticos, de los abusos, la impunidad, fraude, engaño, mentiras, prácticas criminales y corruptas de los depredadores, de la farsa libertad y democracia, de la oligarquía, del 1 %, que históricamente los ha humillado, los trató y sigue tratando con arrogancia, desdén y de seres humanos desechables.

Corruptocracia y el fin de las democracias representativas

El colapso de la democracia representativa y de la republica del siglo XVIII, en Chile representa un largo proceso de decadencia, de desintegración del determinismo económico fanático y dogmático, lo que constituye el fracaso del sector privado (mercado) y público (estado), los administradores funcionales del Estado nación, el colapso de sus instituciones, de las élites gobernantes, de los partidos políticos tanto de derecha como de izquierda y de las jerarquías religiosas.

Los únicos responsables del colapso de la pseudo-democracia son las elites económicas, financieras, los mismos políticos que abusaron con impunidad de un sistema exclusivo que solo favorece a las élites gobernantes tanto de derecha como de izquierda, que beneficia a la maquinaria administrativa y burocrática y a todos los partidos políticos que controlan la toma de decisiones jerárquica de poder. El dogma de la vaca sagrada de la democracia representativa del siglo XVIII-XXI está colapsado y ellos mismos son los responsables de la pérdida de la credibilidad y confianza de la ciudadana en las élites políticas y económicas chilenas.

Las élites económicas, financieras, políticas totalmente desacreditadas se han degenerado, en su universo de corrupción, abuso e impunidad, ellos violaron y envenenaron su propio compás humano y por sobre todo perdieron el compás moral, ético, y espiritual.

Hemos despertado, AHORA es nuestra oportunidad, vamos por una profunda TRANSFORMACION, de un EMPODERAMIENTO personal y colectivo real, para ACTUAR con conciencia social en soluciones compartidas sostenibles y sustentables

Hoy nuestro pueblo les dice a las elites BASTA, NUNCA MAS AL ABUSO A LA IMPUNIDAD, A LA VIOLENCIA Y AL TERROR.  La fachada de las mentiras, el engaño, las máscaras, el camuflaje, la simulación, la niebla, la cortina de humo que históricamente han practicado las élites gobernantes están llegando a su fin.

Ha dicho BASTA a los abusos históricos y se han comprometido en una contienda de paz y justicia para que perpetradores y depredadores no queden en la impunidad. Nuestro pueblo descubrió que tiene todas las capacidades, talentos, potencial, inteligencia colectiva y conciencia social infinita.

Abogamos por una nueva constitución para la transformación de un nuevo Chile preparado para salir airoso a los desafíos que nos depara esta nueva era del siglo XXI. Luchamos por un estado cooperativista, solidario, eco-humanistas, plurinacional, de paridad y equidad.

Necesitamos una renovación moral, una nueva ética y conciencia social y espiritual, con un nuevo compás eco-humano, una sociedad donde la transparencia, la rendición de cuentas, la gobernanza, la trazabilidad, la auditabilidad, a través de la participación ciudadana directa e inclusiva regeneren una nueva confianza social para construir una nueva y mejor sociedad. 

Del Autor:

Carlos A. González-Carrasco

Profesor Investigador Visitante nominado por el Consejo Nacional de Ciencias y Tecnologías del Gobierno de México en el Departamento de Salud de ECOSUR. Con más de 25 años de investigación científica; ha desarrollado, definido, conceptualizado y descrito la anatomía, el ecosistema de la «Nueva Ciencia», «Sistema Sapien» y la «Conductividad Humana».

Para descargar gratuitamente su libro “Todo es Posible, del Colapso Sistémico a Soluciones Sistémicas”, use este enlace, https://www.ecuanime.com/registration

- Publicidad -spot_img

Puede interesarte

PENTAmiento 1346

PENTAmiento 1345

PENTAmiento 1344

PENTAmiento 1343

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Mas articulos

Deja un comentario

- Publicidad -spot_img

Ultimos articulos

PENTAmiento 1346

PENTAmiento 1345

PENTAmiento 1344

PENTAmiento 1343

PENTAmiento 1342